Selecciona tu pais

X
Schnuller

Productos para la lactancia

Productos para la lactancia

Las cuatro partes de este sacaleches manual se lavan en un santiamén: Simplemente esterilizar antes de cada uso el adaptador, la válvula de silicona y el embudo.

La bomba se lava con agua jabonosa tibia (esto es suficiente, dado que no entra en contacto con la leche materna). MAM recomienda no lavar la bomba en el lavavajillas, ya que su funcionamiento podría verse afectado.

Las cuatro partes del sacaleches se ensamblan también muy fácilmente. El embudo giratorio se adapta perfectamente a todas las posiciones mientras que los insertos blandos se encargan de brindar el máximo confort y un apoyo seguro. Por medio de la ruedita de ajuste se puede graduar individualmente la fuerza de succión. De esta manera, el sacaleches manual les brinda a las mamás la posibilidad de disfrutar del periodo de lactancia.

La leche extraída se conserva en la nevera (no en la puerta) durante 24 horas en el biberón MAM Anti-Colic, con la tetina y la tapa de cierre o los discos obturadores. De esta manera, la leche estará disponible en todo momento.

MAM ha desarrollado una solución para conservar la leche hasta 3 meses: La leche se almacena en los elegantes vasos de forma higiénica y segura. Ideal para guardarla en el congelador y descongelarla cuando sea necesario.

El MAM Anti-Colic y el recipiente de conservación MAM pueden enroscarse directamente sobre el sacaleches manual, para no perder ninguna gota de esa leche tan valiosa.

Es conveniente anotar la fecha de extracción directamente sobre el recipiente de conservación MAM. Para ello, los diseñadores de MAM han previsto un campo especial. Así se garantiza la utilización de acuerdo a la fecha de extracción.

La leche congelada se descongela por la noche en la nevera o a temperatura ambiente.

Para calentar la leche materna se recomienda simplemente colocar la botella al baño María o utilizar el calentador de alimentos para bebé. Retirar para ello la tapa de cierre.

Pezoneras

Las pezoneras MAM son el complemento ideal cuando el bebé no sea capaz de tomar el pecho o el pecho de mamá esté muy sensible. Deben utilizarse durante poco tiempo y tras consultarlo con la especialista en lactancia.

Las pezoneras MAM se esterilizan antes del primer uso y siempre que sea necesario. Puede utilizarse agua hirviendo, un esterilizador de vapor o una solución de esterilización corriente.

Las pezoneras MAM se guardan en una elegante caja apta para la esterilización. Aquí permanecen protegidas e higienizadas hasta su próxima utilización.

X